Entradas

Sobre el relato mesoamericano como relato épico

Imagen
  El mito mesoamericano, es en esencia relato, y creo que es de esta manera, porque la la etimología de la palabra sugiere una cuestión por demás interesante para circunscribirlo como tal. Se forma sobre la referencia en el latín como relātus, marcando el perfijo re-, para señalar una reiteración, en este caso propio de narrar algo que ya ocurrió, así mismo se aprecia el componente lāt- que se lo interpreta como trasladar, entendiendo que en este marco uno lleva la historia a alguien, estando asociado al verbo fero, sabiendo que éste se presenta como un enunciado que posee variaciones (una de las variaciones es en la expresión lātum, y en sintonía se transforma en lāt-). El relato alude normalmente a los cuentos o narraciones breves, pues la denominación novela se usa para narraciones de mayor extensión. ( https://etimologia.com/relato/ , consultado el 13 de enero de 2021) Luego entonces, la palabra “relato” deriva del latín “ relatus”   donde el prefijo “re” , manifiesta una reit

Sobre el apoyo económico al arte y la cultura.

Imagen
  Hay una clara confusión en algunos personajes, que pensé había sido superada, se trata de la pretendida superioridad de las Bellas Artes, como único espectro de comprensión y valoración de lo que es “la cultura”. Existen, lo sabemos bien, múltiples definiciones del concepto “cultura”; desde el “todo complejo” de Tylor hasta “la red de símbolos” de Geertz. Sin embargo, la cultura en el recorrido apuntado es el que obedece a la antropología y temo que no obedece en esencia a las concepciones no especializadas del término, fuera de esa disciplina científica, que por otro lado ha pretendido ser la autorizada para decidir lo que es la cultura, cosa que creo no ha logrado del todo.   El término se ha popularizado de tal manera, que desde hace décadas se habla de cultura empresarial, cultura obrera, cultura religiosa, etc. No es esa la cuestión que quiero plantear acá, pero tendríamos que preguntarnos si la palabra no ha terminado por vaciarse. Lo que acá propongo es una reflexión sobre la

Sobre el salario mínimo y los disgustos ocasionados.

Imagen
La cúpula empresarial, no anda nada contenta, ya en el 2020 el gobierno de Andrés Manuel había subido el salario mínimo a 123.22 pesos, y ahora propone para el 2021 un aumento a 141.70 pesos. La respuesta no se ha dejado esperar. Los mejores defensores de la “democracia” y del libre mercado gritan que este aumento es un riesgo, aducen que no se debió plantear, y por supuesto recurren a la vieja confiable; el fantasma de la inflación. ¿Sabrán estos amigos que los que nacimos en los años setentas en adelante, no hemos conocido otra cosa que no sea inflación? Dos elementos se les escapan de las manos; el primero la COPARMEX; (Confederación Patronal de la República Mexicana) y la CCE (Consejo Coordinador Empresarial) no representan los intereses de la totalidad de los micro y pequeños empresarios, quienes por otro lado, son los responsables de la creación de la mayoría de empleos en México. ¿Cuántos de ustedes conocen a algún pequeño empresario que sea parte de una de estas dos organizacio

Sobre el amor envuelto en basura, o el gran Potlach occidental.

Imagen
 La navidad en occidente. Ocho días y será navidad. Millones de foquitos eléctricos parpadean en las ciudades y en los pueblos recordándonos que el tiempo es festivo. La romantización de las fechas ha llegado desde diferentes vías; desde lo religioso, lo espiritual, y ahora sobre todo, desde un capitalismo deseoso porque el mundo no se detenga, “el tiempo es oro” dicen. El capitalismo bien ha sabido usar esos sentimientos de armonía, hermandad y paz a su favor. Tanto los ha usado, que los ha vaciado de contenido y los ha llenado de consumo. La armonía, para el capitalismo tiene que estar representada en algo material: bufandas, relojes, carteras, perfumes, anillos, chalecos para usted, chalecos para el gato, para el perro y la tortuga, (llévelo, llévelo). El intercambio de regalos se impone y se impone el desacuerdo, porque alguien compró unos chocolates de 50 pesos o una bufanda horrible, para un cierto gusto refinado, y se impone también la competencia, el potlach occidental en tod

Sobre el uso de las malas palabras.

Imagen
La política a secas   El término “político” ha terminado por imponerse en el uso cotidiano del pueblo, como sinónimo de ladrón, mentiroso, aprovechado, o en el mejor de los casos como, parlanchín. Nadie quiere ser “político”. Incluso, los políticos de profesión rehúyen el concepto, algunos de ellos, de forma ignorante, o mañosa,  asumen que no lo son, debido a la connotación que ha adquirido la palabra. Si en general la palabra “política” ha adquirido mala fama, se debe a lo que han hecho los que supuestamente se dedican a ella. Y entre lo que originalmente definía el concepto y el andar de los políticos hay un trecho enorme. Si a la raíz etimológica del término nos atenemos, resulta que política, deviene del griego “ politikós ” que refiere a las polis, (ciudades griegas). Y en ella se encierra la idea de lo que ocurre de publico en las polis, corresponde meterse a los ciudadanos. En estos momentos, me parece que no hemos salido de una discusión de siglos, que se ha mantenido vige

Sobre los títulos y los nombres propios.

Imagen
De los reyes, siguen los príncipes, de éstos les siguen los infantes, luego los duques, marqueses, condes, vizcondes varones y señores. Y es que a los humanos nos da por clasificar todo, hasta las supuestas virtudes o los supuestos defectos, (triste condición la nuestra). Las jerarquías mencionadas, las hemos escuchado y de vez en vez, la plebe las utiliza, corrijo, las usamos, (me incluyo en la plebe) regularmente para referirnos en tono de mofa a alguien que se cree superior. “Disculpe usted, señor Vizconde” se le oye decir a algún individuo, increpando a otro que ha patentado su disgusto por el pulque y su predilección por la cerveza. A algunos de nosotros, escuchar dichos títulos nobiliarios, nos producen idea vagas, puesto que, aunque los términos suenan familiares, no diferenciamos muy bien en qué consiste su papel o función en una sociedad determinada, si acaso, el referente actual más cercano para la generalidad de mexicanos, sea las películas de Disney, donde las princesas y p

Sobre el Antiguadalupanismo, las peregrinaciones, los cohetes y los micro-racismos.

Imagen
Como hecho real, concreto, digamos, hecho social, (según Durkheim) la Virgen de Guadalupe acarrea año con año a su Basílica a miles de fieles. Peregrinaciones salen de todas partes del país rumbo a la Ciudad de México. En este contexto de pandemia, la Basílica ha sido cerrada, aun así, muchos peregrinos no han dejado de asistir, de intentar “acercarse”, a la casa de la madre y, por supuesto, la fiesta y las aglomeraciones no se hacen esperar. En gran número de lugares nacionales y extranjeros, el pueblo no hace caso a las autoridades, se congrega, se apiña, se arracima, alrededor de la imagen. La banda, el trío, la estudiantina, o la voz pelada, suena, los cohetes revientan en el cielo y los perros (que no todos) corren espantados, el alcohol se comparte y pasada la media noche, no faltará la pelea que termine en trompadas. Ante el hecho antes señalado, las redes sociales, sobre todo las de una clase media “educada”, explota, señala, crítica, y se pavonea de su "moralidad superi