Entradas

Si Zapata viviera….contra la minería canadiense estuviera.

Imagen
  Manuscrito Original  Plan de Ayala El próximo 28 de noviembre se cumplen 110 años de que Zapata junto con Otilio Montaño y otros zapatistas más firmó el Plan de Ayala. Es obligado al correr del tiempo, reflexionar al respecto. Zapata de quien se ha escrito mucho y se ha comprendido poco, se ha vuelto una bandera para muchos de los pueblos y comunidades de este país y aun fuera de él, su figura ha sido calumniada y ha sido venerada, pero más allá de este cuestión que sucede a todos los históricos, es de destacar que el revolucionario tenía metida entre ceja y oreja la cuestión de la tenencia de la tierra. La tierra, mis queridos amigos y amigas sigue siendo el meollo del asunto. Zapata y los zapatistas dijeron al respecto en el artículo 7º del Plan de Ayala: 7.°. En virtud de que la inmensa mayoría de los pueblos y ciudadanos mexicanos no son más dueños que del terreno que pisan sufriendo los horrores de la miseria sin poder mejorar en nada su condición social ni poder dedicarse a l

Triunfar en la vida

Imagen
  Me preguntan qué por qué ando sembrando si no es negocio, que si se me ha ido la idea “triunfar” y ahora me volví campesino. Por supuesto, los que me lo preguntan igualan triunfo, a tener una camioneta del año, una casotota, hartísimo dinero, muchos doctorados y demás cosas. Yo contesto que no, no se me ha ido la idea de triunfar, pero el triunfo en la vida lo equiparo con ser coherente con lo que se piensa, siente, dice y hace. ¿Y qué pienso? Pienso que el planeta muere y que diario comemos veneno en alimentos cargados de insecticidas, herbicidas, fungicidas, bactericidas. Pienso que algunos piensan que el calentamiento global no es verdad, cuando estamos viendo los resultados ya, aquí y ahora. ¿Qué siento? Siento un profundo descontento con los dueños del capital, con las grandes trasnacionales, con los políticos, a los que les importa un bledo la salud y el bienestar de la gente mientras ellos sustentados en un neoliberalismo rapaz y lleno de ideas falsas como, “Compro, consum

Suspiro

Imagen
 Tengo un suspiro, y eso ya es decir mucho, porque no todos en la vida pueden contar con ello. Tengo un suspiro, y es loco y libre cuando corre entre las biznagas y las azaleas Tengo un suspiro, que llora y vibra en mundos tronchados Tengo un suspiro delgado y fino, muy ligero para dar   Tengo un suspiro, nacido en la sierra y crecido entre tarascos Tengo un suspiro que recoge polen y construye amores Tengo un suspiro que abraza y besa, que ama y gime Tengo un suspiro que engendra pulque y colecta semillas   El suspiro tiene nombre, nombre corto y cariñoso Nombre breve, como unión de antepasados No, no lo nombro, no puedo sin deshacerme No me cabe en la lengua por miedo a los históricos Los históricos que imponen, que limitan y que tronchan   A nadie le doy su nombre. A “naiden”, dirían los indios Me lo guardo en la decencia, lo oculto de mi locura ¿No te das cuenta suspiro?   Alejandro Durán Ortega  

Carta a la Muerte

Imagen
  Querida Muerte, cariñosa dama de mil besos, escúchame: en nada difiero de los otros, soy como todos, costal de huesos, recipiente de carroña, tabernáculo de dolores. Así pues, no te pido lejanía, antes al contrario, la presente carta es para suplicarte ser estampa permanente en mi andar. No, no soy suicida, para ello hay que tener motivo, pizca de insensatez y circunstancia propicia. Te preguntarás entonces de dónde viene mi deseo. ¿Sabes? lo que pasa es que desde que amanecí, he caminado por veredas donde tu ausencia es notoria. En esos recovecos del bosque vital he presenciado cosas raras y que no comprendía. He visto en la orilla de un pequeño charco a uno que tiene en la boca dientes de tiburón y que carga un letrero en el pescuezo que dice “éxito”, parado sobre otro que tendido sobre hojas de aguacate, llora, pues ha quedado chimuelo. Al pie de un árbol tremendamente seco y del cual colgaban racimos de uva, divisé a un hombre que embutía dulces en la boca de un niño, a la

Y volveré a emborracharme

Imagen
  ¿Saben ustedes a qué sabe la derrota? ¿Se figuran lo qué es entregar el alma y qué sólo te hayan utilizado? ¿Se imaginan cuántos quieren verlo a uno acabado? ¿Y cuántos más se acercan para pedirte algo, con intención de sondear y disfrutar hasta dónde llega tu angustia? ¿Saben cuántos esperan que tropieces otra vez? Estos necrófilos, poseen manos llenas de sombras, de ansias de poder, de cualquier poder. No importa cuál sea, algún poder que los haga sentir que son otra cosa y olviden lo que en verdad son. Así pues, estás almas oscuras viven para el poder, puede ser un poder pequeñito, como el del burócrata que controla la fila de alguna instancia pública: “¡Le dije que esperara en la fila!”. Recibes el grito, con caída de hombros, mientras que por el cristal observas cómo la secretaría se pinta la uñas y el empleado juega solitario en la computadora que está sobre su escritorio. Ese cristal en verdad se trastoca en límite físico y simbólico, y tú te encojes de hombros porque sabe

El buen Juez

Imagen
  Es evidente, tal como los sostiene AMLO; que en las Universidades públicas del país el proceso neoliberal hizo mella, y sí, en ello también está incluida la UNAM. En todas las Universidades, (cualquiera que haya sido académico en alguna de estas instituciones lo puede confirmar) existen grupos de poder que apelan más a defender sus intereses personales que a generar ciencia. También es cierto, que en gran medida parte de estos estudiosos, se han olvidado del sentido social y vocación última de una Universidad y terminan enfatizando el lucro. El sistema de puntajes CONACYT es un buen ejemplo de cómo se equipara la producción científica con la producción económica, cosa verdaderamente terrible. Produce y produce, ¿pero qué produce? He sido testigo de cómo un artículo llamado, digamos: “las monjas coronadas en el siglo XVII” se convierte seis meses después en: “Siglo XVII: la importancia de las monjas coronadas”. Y ¡claro! los grupos de poder académico se validan entre ellos. ¿Cuál se

Sobre el día de San Lucas, el Covid y la poesía como elemento de sentido.

Imagen
  A la vida ¿qué se le pide, o qué se le da? ¿En dónde están las respuestas sobre el sentido último de la existencia? Son cuestiones en el pensamiento de cualquier cultura que han estado presentes y se han indagado de una u otra manera. La filosofía ha sido uno de los mecanismos preferidos por occidente para abordar dichas preguntas; otras culturas las han abordado a través del mito y del ritual, y la mayoría lo han hecho desde la poesía. La Reina Roja Maya Fotografía: Alejandro Durán Se trata de preguntas trascendentes y que trastocan los más profundos miedos y deseos de lo humano. Acaso, el enfrentamiento con la muerte es el principal tema. El sentimiento de no ser nada, por mucho, mucho, tiempo puede ser desolador. Ante esta inevitable soledad eterna, la poesía permite una rendija, un pequeño hueco que puede darle consuelo a la muerte o si se quiere, sentido. En el caso del pensamiento mesoamericano la muerte y la vida han estado intrínsecamente ligadas; la una no es posible sin l